...

Desde su descubrimiento a finales del siglo XIX, si bien no hay que olvidar que también puede producir efectos dañinos tanto en el hombre como en el medioambiente, la radiación ionizante ha mostrado tener muy diversas aplicaciones beneficiosas para el hombre.

En la actualidad existe un conocimiento amplio de los potenciales efectos nocivos inducidos por las radiaciones ionizantes al interaccionar con las células de nuestro organismo. Dicho conocimiento no es sólo la base de un sistema de protección radiológica adecuado, encargado de proteger al hombre de los efectos dañinos de la radiación ionizante, sino que también sirve para limitar de forma indebida las prácticas beneficiosas que dan lugar a la exposición a este tipo de radiaciones, como es el caso de las aplicaciones en medicina.

Imagen1 

Es una situación claramente asentada que la medicina, sin la aportación de las radiaciones ionizantes, no tendría la importancia adquirida en el diagnóstico y tratamiento de las alteraciones de la salud.

Bien en el diagnóstico, caso del radiodiagnóstico y la medicina nuclear, como en el tratamiento de enfermedades, principalmente oncológicas, bien con radioisótopos o con radiaciones de diversas características físicas, las aplicaciones médicas de la tecnología nuclear salvan cada día miles de vidas en todo el mundo.

 Imagen2

  • Radiodiagnóstico: las técnicas de diagnóstico por imagen se basan en la utilización de Rayos X (ondas de la misma naturaleza que la luz visible pero en un rango energético diferente) y el análisis de la diferente absorción de dichos R-X por los distintos órganos y tejidos del cuerpo.

Imagen3 

 

  • Radioterapia: el objetivo de este tratamiento es eliminar las células cancerosas, maximizando la dosis posible en el objetivo y minimizando la dosis a órganos y tejidos adyacentes.

    • En los procedimientos de teleterapia, o radioterapia externa, la fuente de radiación ionizante se ubica fuera del cuerpo del paciente y, por tanto, el tumor es irradiado desde el exterior.

    • En los procedimientos de braquiterapia, o radioterapia interna, la fuente de radiación ionizante se introduce en el cuerpo del paciente (intracavitaria) o cerca de él (intersticial). La braquiterapia permite una mayor dosis de radiación en un área más pequeña de lo que sería posible con la teleterapia, dado que se emplean fuentes de radiación con alta actividad específica.

 Imagen4

 

  • Medicina nuclear: se trata de una especialidad de la medicina en la que se inoculan al paciente radiotrazadores o radiofármacos para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades, respectivamente. La medicina nuclear utiliza cantidades muy pequeñas de material radiactivo para diagnosticar variedad y gravedad de muchos tipos de cáncer, trastornos y otras anomalías dentro del cuerpo.

Sin embargo, como sabemos que es imposible explicar en menos de una frase todo lo que siempre quisisteis saber sobre aplicaciones médicas de las radiaciones ionizantes, os dejamos dos enlaces para que conozcáis en profundidad cómo la tecnología nuclear podría salvaros la vida, aunque esperamos que nunca lo necesitéis.

https://www.revistanuclear.es/mas/otras-aplicaciones-de-la-energia-nuclear-aplicaciones-en-medicina-parte-1-radiobiologia-radiodiagnostico/

https://www.revistanuclear.es/mas/otras-aplicaciones-de-la-energia-nuclear-aplicaciones-en-medicina-parte-2-medicina-nuclear-y-radioterapia/

¡Nos vemos en los bares cada uno en su casa con una buena cerveza!

 Texto: Pablo García (Jóvenes Nucleares)

Recuerda, REGÍSTRATE AQUÍ, PARA ASISTIR A NUESTOS EVENTOS, y los días 17, 18 y 19 de mayo...

¡NOS VEMOS EN LA RED!

Facebook Pint Of Science ES

Twitter Pint Of Science ES

Instagram Pint Of Science ES

LinkedIn Pint Of Science ES

Youtube Pint Of Science ES